lunes, 31 de enero de 2011

capitulo #14


-bueno pues debo irme, hace rato que me hablan –nos dijo John –enseguida te veo Paul, adiós chicas

-adiós John –respondimos

-¿y cuando podre volver a verlas?, -pregunto Paul sin dejar de ver a Montse cosa que me molesto pues Montse ni siquiera le prestaba atención y a mí me agradaba bastante

-pues no lo sé, probablemente cuando vuelvan a tocar –le dije tratando de llamar su atención

-muy bien pues entonces hasta ese día –dijo estrechando su mano

-hasta entonces –respondí a la despedida

-hasta luego Montse –se arrimo Paul a ella para despedirse de igual forma, haciendo que saliera de su trance de desilusión por no ver a George

-ah sí hasta luego Paul –se despidió rápidamente de él y se dio media vuelta

-adiós Paul –volví a decirle mientras me iba detrás de ella hasta alcanzarla, y cuando por fin lo hice le jale para voltearla hacia mi

-¿Qué haces Frida?

-¿que te pasa Montse? –le pregunte molesta

-nada porque te pones así suéltame –dijo tratando de soltarse de mi mano

-Paul no tiene la culpa de que no hallas visto a George –le dije molesta y soltándola de golpe

-hay Frida relájate ¿a que te refieres? –pregunto mientras se sobaba el brazo

-¿cómo que a que?, ni siquiera lo volteaste a ver te portaste muy mal –le dije enfadada

-pero no es para que te pongas así –me contesto –o a caso ¿te gusto Paul y quieres quedar bien con él? –me dijo acercándose a mí y mirándome de una manera muy picara

-¡¿Qué estás diciendo? Claro que no ¿Cómo se te ocurre? Lo acabo de ¡conocer¡ -le dije tartamudearte y sorprendida pues realmente me conocía Montse y al parecer se me noto mucho

-claro que te gusto Frida yo te conozco como te pones cuando vez a un chico que te gusta

-hay Montse que cosas dices

-¿sabes quien se muere por ti? –me pregunto con un tono misterioso

-¿Quién? –pregunte, aunque me imaginaba que me diría pete

-no te lo había querido decir pues a Ana y Joan les gusta

-¿Qué? No me digas que –iba a terminar de decirle cuando me interrumpió

-si le gustas a Stuart

-¿Qué estás diciendo? Claro que no –le dije tratando de olvidar eso pues él era un gran amigo para mí solo eso

-en serio, lo sé de una buena fuente –dijo

-¿a si? Y ¿de quien?

-de Eric

-¿y tu cuando hablaste con él?

-hace unos minutos –me contesto como diciéndome olvidadiza

-ha sierto, no recordaba. ¿Y a que te arrimaste a él?

-para preguntarle si conoce a George –me dijo con cara de ilusión

-¿y que fue lo que te dijo?

Que él no lo conoce así muy a fondo pero que ha oído hablar de el por que pete lo conoce –dijo, y en su tono se percibía que le emocionaba saber que estaba cerca de su amor platónico

-hay Montse, estas empeñada a conocer a ese estúpido –le dije al recordar el incidente de el día anterior

-¿Por qué le dices así? ¿Ya lo conoces a caso? –me dijo poniéndose en frente de mi bloqueándome el paso hacia la entrada de mi casa

-pues podría decirse que si –le conteste, esperando su reacción eufórica

-¿Qué dices? Frida te matare ¿Por qué no me lo presentas? –dijo sacudiéndome

-oye espera tranquila, no te lo había dicho por que ayer apenas lo conocí –dije quitándole sus manos de mis brazos

-¿pero cómo? Quiero que me cuentes todo, es mas espérame aquí iré a tu casa a platicar tranquilamente, -ni siquiera me dio tiempo de contradecirla, corrió hacia la acera de enfrente entrando a su casa, mientras abría el cancel de el jardín delantero y al voltearme de nuevo a la casa de Montse pude ver de lejos una silueta que se me hizo familiar, no le tome importancia, pero me desconcertó ver que me volteo a ver y se iba acercando a mí eso me puso nerviosa, entonces fue cuando me di cuenta de quien era y me puso más nerviosa y a la vez molesta pues se trataba de George, no sabía cómo reaccionar así que solo me voltee hacia otro lado tratando de que siguiera su camino, pero no fue así, pues se paro frente a mí y me saludo


gracias a todos por sus comentarios =)

sábado, 29 de enero de 2011

capitulo #13


¿Tú conoces a John? –me pregunto mirando a John

- no, solo conozco a Eric por medio de una amiga y a pete porque siempre está pegado a Eric

-que bien, mira deja entonces presentarte con John, -le hizo una seña a John para que se acercara a nosotros

Mira, el es John Lennon, John ella es Frida Berry –dijo Paul señalándome

-mucho gusto Frida –me dijo sonriente

-el gusto es mío John –conteste de la misma manera que el

Y ¿de dónde conoces a Paul? –me pregunto John

-de hace algunos segundos –dije con tono de broma

-jaja ¿de verdad? –Pregunto John sorprendido –creí que ya se conocían de tiempo, pues estamos igual Frida, también yo lo acabo de conocer hace 5 minutos cuando mucho –dijo vacilante, en realidad me agradaba era distinto a los chicos nefastos que conocía, al igual que Paul era muy amable

-sí, me acaba de contar Paul como es que llego aquí

-por sierto Paul, tocaste muy bien creo que puedes quedarte en el grupo –le dijo a Paul tocando su espalda

-¿de verdad John?

-si Paul, bienvenido a the Quarrymen –le dijo mientras extendía sus brazos en forma de recibimiento, Paul de inmediato se acerco a el abrazándolo, -gracias John veras que no te fallare, le dijo Paul bastante emocionado

-felicidades Paul, -le dije mientras tocaba su hombro

-gracias Frida –me sonrió y toco mi mano que estaba en su hombro, en eso se acerco Joan con migo, y automáticamente volteo a ver a John y John a ella

-mira Joan te presento a Paul McCartney y a John Lennon –dije señalándolos

-mucho gusto, soy Joan Larkin, -dijo nerviosa y sin dejar de ver a John, jamás la había visto nerviosa ella era muy segura.

-mucho gusto Joan –dijo John sin despegarle la vista

-bueno Frida solo vengo a despedirme mi hermano se irá con su amigo y yo tengo que ir a ensayar para mañana ¿iras a vernos verdad? –me pregunto con unos ojos de “si no vas te mato”

-claro que si Joan ya te dije lo había dicho, jamás me perderé una sola de tus presentaciones

-bueno entonces los dejo, fue un placer, -dijo volteando a ver a los chicos

-¿tocas en un grupo? –le pregunto John entusiasmado

-sí, solo tocamos canciones de Elvis, dijo mientras se trataba de acomodar su cabello negro

-que bien espero verte tocar algún día –le contesto John

-claro cuando quieras, bueno me voy mucho gusto, adiós Frida

-adiós Joan

-valla sí que es bonita tu amiga –dijo John sin dejar de verla

-si es linda, aunque algo rara –dije tratando de desilusionar a John, pues jamás la habíamos visto con un chico aparte de Stuart aunque pensábamos que solo lo hacía para molestar a Ana, pero jamás con otras intenciones que no fueran de amistad o de golpearlo, siempre habíamos creído de que Joan era… por su manera de actuar aunque esta vez si me había dejado pensativa pues jamás la había visto ponerse nerviosa ante un chico, eso me hizo dudar un poco

-¿Por qué lo dices? –me pregunto John volteándome a ver algo confundido

-es que su manera de ser y de vestir es algo raro –dije cambiando lo que iba a decir realmente lo que pensábamos de ella mis amigas y yo, pues quería saber si realmente le había movido algo a Joan

-pues a mí me gusta, la hace ver diferente y muy bien –dijo John sonriéndome

-si se ve bien –concluí

-ya vámonos Frida –se acerco Montse diciéndome

-si vámonos, espera, antes quiero que conozcas a John Lennon

-mucho gusto John, soy Montse Vilamur

-mucho gusto Montse –contesto John

-bueno nosotras ya nos vamos, nos dio gusto conocerlos –dije mientras nos encaminábamos Montse y yo a la salida

-también a mi me dio gusto conocerlas –dijo Paul acompañándonos

-Frida me saludas a tu amiga Joan –me dijo John tímidamente

-si John yo la saludo de tu parte –le dije emocionada, pues por fin veía a un chico que se interesara por Joan

-bueno pues debo irme, hace rato que me hablan –nos dijo John –enseguida te veo Paul, adiós chicas

-adiós John –respondimos

-¿y cuando podre volver a verlas?, -pregunto Paul sin dejar de ver a Montse cosa que me molesto pues Montse ni siquiera le prestaba atención y a mí me agradaba bastante


gracias por comentar =D

viernes, 28 de enero de 2011

capitulo #12




Cuando termino su presentación, Lurdes y yo acompañamos a Joan y su hermano a saludarlos y a felicitarlos pues en verdad tocaron muy bien a pesar de que se veían bastante jóvenes.

Eric lo hiciste muy bien –dijo Rick mientras se dirigía a abrazarlo
-Gracias amigo –dijo sonriente
Y tu preciosa ¿no piensas felicitarme? –me pregunto pete otra vez tratando de molestarme

Aléjate pete no me hagas volver a gritarte
-vamos Frida no te sigas haciendo del rogar
-oye pete ya déjala en paz –se interpuso Stuart
-felicidades Stuart –se acerco Joan a saludarlo
-Joan, que sorpresa muchas gracias
-ves Montse te dije que sería demasiada coincidencia de que George tocara en el mismo grupo –le dije a Montse que se encontraba algo decepcionada
-lo sé Frida pero me entusiasmaba la idea de que fuera verdad –me dijo con una mirada triste, En eso se acerco ese chico lindo de ojos tristes

-hola –dijo sonriente
-hola –me limite a decir pues en realidad que me ponía nerviosa
-me llamo Paul,
-mucho gusto yo soy Frida y ella es Montse –le dije mientras repetía su nombre en mi cabeza
-mucho gusto Frida, mucho gusto Montse –respondió estrechando su mano primero a mí y luego a Montse
-mucho gusto Paul ahora si me disculpas tengo que preguntarle algo a Eric –dijo Montse sin despegarle la vista a Eric, me imagine que le iría a preguntar algo de George, en eso me percate de que me quede asolas con Paul, eso me hizo ponerme nerviosa
-es linda tu amiga –dijo mientras veía como se retiraba
-si es muy linda y es una buena persona –le dije pensativa,
-oye ¿y cómo te apellidas? ¿Paul que? –le pregunte
Paul McCartney –contesto seriamente
Paul McCartney –repetí asombrada
-¿por que la pregunta? –me pregunto algo desconcertado por mi reacción
Es que creo que ya te conozco –le dije algo sorprendida
-¿me conoces? ¡Pero si es la primera vez que te veo¡ -me dijo asombrado y tratando de encontrar una explicación a mi respuesta algo mal planteada e inconclusa

-perdón –dije parpadeando
– yo soy Frida Berry y tu madre y mi madre trabajan en el mismo hospital como enfermeras y por eso te conozco solo de nombre, mi madre me ha hablado de tu madre y de ti, se que tu madre esta algo delicada de salud, -le dije de una manera algo sutil pues no sabía cómo iba a reaccionar
-oh valla sí que me conoces bien –dijo bastante sorprendido –pues si así es mi madre está enferma –dijo cambiando su expresión y su tono de voz bajando la mirada y quedándose en pausa,
-entonces tu mama y mi mama trabajan en el mismo hospital ¿Cómo se llama tu madre? –me pregunto con una expresión tratando de evadir el tema de la enfermedad de su madre
-se llama Lisa Berry
-Lisa Berry, ah sí, ha ido varias veces a mi casa, es una señora muy encantadora, nunca me imagine que tuviera una hija tan linda como tu, -me dijo sonriéndome y mirándome de una manera muy especial, eso hizo que sintiera mis mejillas calientes y una sensación extraña en la boca del estomago
-no te sonrojes, perdón no fue mi intención incomodarte dijo tratando de no ponerme más nerviosa de lo que ya estaba
-hay no descuida no me incomodas es solo que no me esperaba que me dijeras esas cosas –le dije tartamudearte y repitiéndome una y otra vez en mis adentros Frida no seas tonta no te sonrojes por dios, así que para dejar de ponerme nerviosa trate de cambiar el tema
-y tu ¿eres amigo de el grupo? –quise saber
-ah no esta es la primera vez que los veo, me trajo un amigo que también es amigo de el vocalista, John y vine a tocar como una prueba a ver si me aceptan en el grupo –me dijo mientras sostenía su guitarra con entusiasmo
-ojala que si te acepten –le dije para tratar de animarlo más y también para seguir viéndolo pues era mas probable que lo viera más seguido si estaba en el grupo
¿tu conoces a John? –me pregunto mirando a John
- no, solo conozco a Eric por medio de una amiga y a pete porque siempre está pegado a Eric
-que bien, mira deja entonces presentarte con John, -le hizo una seña a John para que se acercara a nosotros


gracias a todos por comentar =D

martes, 25 de enero de 2011

capitulo #11



-vamos muñeca se que vienes a verme pero te da vergüenza decírmelo ¿sierto?
-¡oye ya vasta¡ no se que te hace pensar que me muero por ti en verdad me caes mal así que vete y déjame en paz por favor


-deja de molestarnos pete –dijo Montse parándose entre nosotros y
volteando a verlo
Vamos Montse a ti ni quien te pele –le contesto pete de una manera muy grosera que hizo que me enojara mas

-oye ya te dije que te fueras de buena manera pero como no entiendes te lo diré de mala manera ¡lárgate de nuestra vista¡ -le grite y lo empuje
-así me gustan agresivas que no se dejen –me contesto mientras se iba
-¡ay! es un odioso no lo soporto –le dije a Montse mientras cruzaba los brazos

Yo ya le hubiera partido la cara de un puñetazo –dijo Montse también molesta
-eso solo es capaz de hacerlo Joan
-hablando de Joan mírala allá viene con su hermano

Voltee automáticamente a donde apuntaba el dedo de Montse y pude distinguir de inmediato a Joan y a su hermano Rick, era inconfundible Joan a kilómetros la podías distinguir, siempre usaba pantalones de cuero o de mezclilla y jamás soltaba su chamarra de cuero, jamás la aviamos visto peinada y de perdida con zapatos de piso siempre sus inseparables converses en color negro o rojo, en realidad lucia como un Elvis presley pero en versión mujer, siempre se veía rockera y agresiva, su madre siempre se peleaba con ella por su forma de vestir y de actuar, tocaba con un grupo donde ella era la única mujer, en realidad tocaba muy bien la guitarra en verdad la admiraba mucho y sabia que llegaría lejos algún día,

¡Hola¡ nunca me imagine que me las encontraría aquí –dijo Joan con una cara de asombro
Pues ya vez aquí mi amiga Montse –le conteste volteando a ver a Montse como diciendo con la mirada que ella me trajo a fuerzas
-aah ya se ¿vienes a ver si de casualidad toca George en este grupo verdad?

-no como cres, bueno la verdad si –contesto Montse sonrojada
-Lo sabia –dijo Joan palmeando su espalda
-Bueno yo las dejo voy atrás a ver en que le puedo ayudar a Eric -interrumpió Rick
-claro ve aquí estaremos –le conteste
-Bueno en un rato regreso –dijo guiñándonos un ojo
-Ay que tu hermano –le dije a Joan mientras suspiraba
-Que ¿apoco te gusta la nena de Rick?
-jaja no le digas así, es guapo pero es muy grande para mi aparte me ve como su hermana menor.
-eso sí, -dijo Joan con una sonrisa
–en realidad no me desagradaba Rick, aunque se me hacia guapo también me parecía demasiado rockero, siempre de mezclilla y cuero como Joan y con su cabello largo hasta los hombros, nada que ver con mi tipo de hombre pero aun así se me hacia lindo.

Voltee a ver a las personas que ahí se encontraban y pude ver a Stuart, al parecer era amigo de los Quarrymen, una vez lo escuche por el hermano de Joan así que no podía faltar a ver tocar a sus amigos.

Media hora después empezó el “concierto” y nunca vimos a ese George para mi suerte, lo que me llamo la atención fue que cerca de nosotras se encontraba un chico que era especialmente lindo, tenía una cara de niño, unos ojos medio tristones y un copete clásico en los admiradores del rey Elvis en realidad que me llamo la atención, también me llamaba la atención el cantante del grupo también con su copete, había un grupo de chicas que les aplaudían y les gritaban, después supe que eran unas amigas de ellos, y sus familiares, cuando termino su presentación, Montse y yo acompañamos a Joan y su hermano a saludarlos y a felicitarlos pues en verdad tocaron muy bien a pesar de que se veían bastante jóvenes.


gracias por comentar =)

domingo, 23 de enero de 2011

capitulo #10


-¿Cuál señora Smith? –dije volteando a verla con cara de incertidumbre

-Mary Smith, bueno todos la conocemos como mimi –me quede pensativa unos segundos, pues trataba de relacionar a esa señora con los únicos 2 que conocía del grupo a Eric Griffiths el mejor amigo de el hermano de Joan y al odioso de pete Shotton

–pues no tengo idea mama, no los conozco a todos, de hecho esta es la primera vez que los veré tocar –le dije algo desanimada

-pero por que te pones así hija ¿no quieres ir a verlos tocar?

-no es eso mama, tu sabes que si me gusta ese tipo de cosas, ver tocar a grupos pero es que creo que estará en ese grupo un chico que no me cae nada bien –le dije haciendo un gesto de disgusto a mi plato de fruta

-no le hagas esa cara a tu comida porque te caerá mal –dijo mi madre mientras me servía un poco de leche

-jaja hay mama tu siempre con tus cosas

- anda dime de que ¿chico hablas? –de pronto la voz desesperante de Montse nos interrumpió

-anda Frida vámonos que se hace tarde

-calmate Montse ¿por que tanta prisa? –le pregunte algo enojada

-porque quiero agarrar buen lugar –dijo sonriendo y sonrojándose un poco

-jaja por favor Montse ¿cuánta audiencia pueden tener esos mequetrefes? –le dije burlonamente

-he oído por ahí que si tienen su público Frida –respondió Montse calmadamente y aun sonrojada

-jaja hay chicas, bueno hija me voy al trabajo cuídate y luego hablamos está bien –me dijo mientras tomaba su bolso y su suéter blanco característico de las enfermeras, ya sabía a que se refería con ese luego hablamos, me cuestionaría de ese chico que me caía mal.

-está bien mama nos vemos en la tarde

-cuídense y no lleguen tarde, hasta luego Montse

-hasta luego señora Berry

-listo ya termine –le dije levantando mi losa

-ok vámonos ya –me grito casi tomándome del brazo,

-espera iré a cepillarme los dientes –le dije algo sorprendida por ese apuro que tenia de ya irse

-está bien Frida pero rápido por favor

- si Montse enseguida bajo

3 minutos después ya estábamos afuera de mi casa rumbo al jardín de la iglesia St. Peter donde tocarían los Quarrymen. Montse casi me llevaba a jalones hasta que llegamos y para nuestra suerte estaban acomodando todo apenas así que me enoje pues creí que era muy temprano y faltaba mucho para que empezara.

-Montse ¿Por qué me trajiste tan temprano?

-ya te lo dije Frida, solo quiero tomar un buen lugar –me dijo tartamudeando y muy nerviosa. No dejaba de mirar a todas partes. Después de unos minutos escuche una voz que me hablaba insistentemente, al voltear me di cuenta de que era el enfadoso de pete Shotton

-hola mi amor, ¿vienes a verme tocar? –me dijo con una cara según el de galán tratando de impresionarme

-claro que no pete, solo vine a acompañar a mi amiga Montse eso es todo no vengo a verte a ti –le dije desviando la mirada a otro lado como tratando de ignorarlo

-vamos muñeca se que vienes a verme pero te da vergüenza decírmelo ¿sierto?

-¡oye ya vasta¡ no se que te hace pensar que me muero por ti en verdad me caes mal así que vete y déjame en paz por favor



gracias por comentar =)

sábado, 22 de enero de 2011

capitulo #9


Cuando estaba bajando las escaleras note que mi madre estaba algo preocupada, así que me arrime a ella y le pregunte que le pasaba, pocas veces la había visto así, eso me puso algo nerviosa pues mi madre no era de preocuparse por nada

-¿mama que te ocurre?

-no es nada hija –dijo dirigiéndose a la cocina para que no la siguiera atosigando con mis preguntas, yo la seguí hasta la cocina y ahí volví a preguntarle

-mama yo te conozco y sé que estas así por algo dímelo, ¿o no me tienes confianza?

-no es eso hija, es que no quiero preocuparte

-dímelo mama yo entenderé

-es que la señora McCartney está muy enferma

Cuando escuche eso me quede muy pensativa y recordé lo que me dijo del su hijo que tenía mi edad así que me puse en su lugar nuevamente y me hizo ponerme realmente triste por el

-hija ¿Qué pasa? ¿Ya ves? Por eso no quería decirte nada porque sé que esas cosas te ponen tristes

-es que recordé lo que me dijiste de su hijo que tiene mi edad

-si pobre muchacho y su hermano también .me dijo apoyándose en la barra de la cocina

-¿tiene un hermano?

-si, 2 años menor que el

-oh que triste –dije mientras me ponía a pensar sobre los muchachos,

-oye mama y ¿cómo se llama ese chico?

-¿Cuál?

-el que dices que es de mi edad

-creo que se llama Paul –me dijo mientras picaba algo de fruta para que desayunara

-Paul –repetí mientras imaginaba como seria su rostro, así que me arme de valor y le dije a mi madre que quería conocer a la familia McCartney

-mama, la próxima vez que vayas a visitar a la señora McCartney quisiera acompañarte ¿puedo?

-claro que si hija, le he hablado mucho de ti a Mary,

-así se llama la señora McCartney?

-así es, Mary McCartney, es una gran persona te caerá bien, -me dijo mientras me entregaba mi plato de fruta

-gracias mama, espero conocerla pronto –le dije

-si ahora ve a desayunar porque Montse va a destruir la mecedora de lo nerviosa que esta. –al decirme eso voltee a la sala a verla y se mecía rápidamente y se mordía las uñas sin dejar de ver el televisor como si así se controlara su tensión.

-jaja parece que le va a dar un ataque de nervios, -dije mientras me sentaba en la silla que estaba en la barra

-a ver si luego me dices por que tanto interés y nerviosismo por ir a ver a esos chicos, -me dijo mi madre mientras me acomodaba mi cabello –en ese grupo está el sobrino de la señora Smith

-¿Cuál señora Smith? –dije volteando a verla con cara de incertidumbre

-Mary Smith, bueno todos la conocemos como mimi –me quede pensativa unos segundos, pues trataba de relacionar a esa señora con los únicos 2 que conocía del grupo a Eric Griffiths el mejor amigo de el hermano de Joan y al odioso de pete Shotton

–pues no tengo idea mama, no los conozco a todos, de hecho esta es la primera vez que los veré tocar –le dije algo desanimada

-pero por que te pones así hija ¿no quieres ir a verlos tocar?


gracias por sus comentarios =D

miércoles, 19 de enero de 2011

capitulo #8


Aún con tanto enojo no podía dejar de pensar en su expresión, esos ojos apenados de pronto me hicieron sentir ternura a tal punto que me sentí mal por haberle gritado así. -creo que todos cometemos errores, además se disculpó, y sus Ojos...

-al momento de decir eso, reaccionó mi lado "odia chicos" y me contradije

-¿demonios Frida que te pasa? ese inepto debió haber probado algo más que un empujón y si fue su culpa.

asi qe traté de convencerme de qe no debía perdonarlo por más dulce que parecieran sus ojos.

entonces decidí no pensar en ello, de pronto se vino a mi mente lo que había mencionado mi madre acerca del posible cáncer que se le había detectado a la señora McCartney, de pronto sentí horrible a pesar de que no la conocía, pero sé que esa noticia es muy desagradable para cualquier ser humano, entonces pensé en su hijo nuevamente, fue cuando comprendí que había cosas mil veces peores en la vida que un simple enojo por que alguien manchara tu abrigo con lodo, eso era algo fácil de arreglar, pero una enfermedad como esa era algo mayor

de pronto sentí una inmensa curiosidad por saber más de la familia McCartney y también de conocer a su hijo, Tal vez me era posible tolerar a chicos que necesitarán apoyo moral, en ese sentido era muy sensible y ya tenía ganas de abrazar al chico sin siquiera conocerlo él y a la señora, sabría que a mi madre le daría gusto en primera por que al parecer la Sra. McCartney le agradaba mucho y en segunda porque me vería dispuesta a tolerar a un chico... después de pensar en todo aquello poco a poco concilie el sueño hasta que me quede profundamente dormida.

A la mañana siguiente algo verdaderamente molesto interrumpió mi sueño poco a poco abrí los ojos y me di cuenta de lo que provoco que despertara a las 7:00 am de día sábado.

–rayos Montse ¿que haces aquí en mi recamara tan temprano? –le dije incorporándome y tallando mis ojos intentando quitar eso empañoso que no te deja ver bien por las mañanas

-¿lo olvidas Frida? –Me grito parándose arriba de mi cama,

-¡bájate de mi cama la vas a ensuciar¡ -grite mientras la empujaba hacia el piso

–¿de que me hablas? Montse por favor explícate

–por dios Frida hoy es el día que iremos a ver tocar a los Quarrymen –me dijo casi gritando de tanta emoción que le hacía ir a verlos tocar

– ¿por eso tanto escándalo y la desmañanada? -le pregunte mientras me volvía a acostar en la cama y me tapaba de pies a cabeza con mi cobija

–vamos Frida quiero resolver una duda que me come por dentro –me dijo mientras jalaba mis cobijas

-¿Qué Montse? Déjame dormir no iré a ver a esos cremosos –dije mientras la volteaba a ver de una manera que pocas veces hacia

-no me mires así Frida, es que se trata de… se detuvo como si lo que fuera a decir fuera algo malo o fuera de lugar, y en ese momento me imagine lo que diría así que yo concluí la frase

–de George ¿verdad?, automáticamente recordé el desagradable momento que pase el día anterior así que hice un gesto de desagrado pero Montse creía que era porque ya estábamos cansadas del tema de George.

-pues si se trata de el –me dijo con un tono retador y parándose en frente de mi muy agresivamente –bueno Montse tranquila no es para que te pongas así

-es que quiero saber si en realidad toca en ese grupo o son figuraciones mías. -me dijo agachando la cabeza al piso

-aah Montse, está bien espera afuera deja me doy una baño rápido y me visto, enseguida bajo –la tome de los hombros y sonreí

–para que veas que soy buena amiga

-gracias Frida eres la mejor amiga –me abrazo y me lleno de besos en las mejillas

-ya Montse vasta me babeas –dije retirándola de mi cara que casi se la traga a besos

-ok te espero afuera pero rápido Frida porque tenemos el tiempo justo –salió del cuarto y me quede pensativa no sabía por que dijo eso si aun era demasiado temprano, bueno ya eran casi las 8 faltaban escasos 5 minutos, así que me metí al baño y me di el más rápido de mis baños, Salí y me vestí, cuando estaba bajando las escaleras note que mi madre estaba algo preocupada, así que me arrime a ella y le pregunte que le pasaba, pocas veces la había visto así, eso me puso algo nerviosa pues mi madre no era de preocuparse por nada

lunes, 17 de enero de 2011

capitulo #7


Bueno en seguida regreso no vive tan lejos si necesitas algo vas ella vive en 20 Forthlin Road ¿está bien? –Me pregunto mi madre mientras escribía la dirección en una libreta que quedaba junto a la puerta

–está bien mama vete tranquila.

Al salir mi mama me quede con la duda de quien era esa señora McCartney y de donde la conocía mi mama, en fin después me lo diría así que me fui a la cocina a ver que había para merendar y vi que mi mama había horneado de mis galletas preferidas, estaba a punto de comer una cuando escuche una voz detrás de mí que me hizo regresar la galleta a su lugar,

-¡que haces!

– ¡ah Alissa me asustaste!

–así traes la conciencia hermanita

–me dijo mi hermana con una sonrisa burlona, era demasiado bromista pero al grado de enfadar a veces hacia unas bromas tan pesadas que ni ella sola se aguantaba, siempre tratamos de decirle que dejara de hacer esas bromas pero al parecer nunca lo hará, mi papa dice que es por la edad, apenas cumplió sus 13 años

–Ya déjame en paz Alissa, -le dije tomando un puño de galletas y poniéndolas en un plato

–hay Frida si ni siquiera grite tan fuerte no exageres

–pues no pero pensé que estaba sola en la casa–le dije mientras me servía leche en un vaso

–pues ya ves que no, y ¿esto cenaremos al parecer verdad?

–creo que si no dejo nada mama, oye, ¿tu sabes de donde conoce a esa señora McCartney? –le pregunte mientras me dirigía a la sala con mi plato de galletas y mi vaso de leche

–Pues creo que la conoció en su trabajo nuevo ya vez que la cambiaron de planta –dijo mientras me seguía con una ración de galletas y leche igual a la mía

–entonces ¿también es enfermera? –le pregunte mientras prendía el televisor

–creo que sí, no me ha contado mucho

–pues a mi menos por lo menos tu sabes que trabajan en el mismo lugar yo no lo sabía

–vamos Frida apenas tiene 1 semana trabajando y tu te la pasas o en la escuela o con tu amiga Montse

–bueno en eso si tienes razón –dije mientras metía una galleta a el vaso de leche.

De pronto escuchamos que alguien había llegado y al voltear vimos que era nuestro padre, y mientras colgaba su abrigo y su sombrero en el perchero nos saludo,

-hola queridas ¿Cómo están?

–Papa por fin llegas –grito Alissa mientras corría a abrazarlo,

-¿cómo te fue ahora pequeña?

–de maravilla papa, ¿y a ti?

-pues bien algo de trabajo pesado pero bien, hola shandy, ¿cómo te va pequeña?

–Muy bien papa –le respondí mientras me dirigía a abrazarlo

– ¿y su madre? ¿En donde esta lisa?

–Salió a visitar a la señora McCartney, creo que no se encuentra bien de salud –dije mientras seguía a mi padre que iba a la cocina probablemente buscando lo mismo que yo, la cena.

–a esta bien, y ¿Qué dejo de cena? –Nos pregunto mientras que miraba la estufa

–Pues horneo nuestras galletas preferidas y eso es todo –dije encogiéndome de hombros esperando alguna reacción de mi padre,

-muy bien hasta que tu madre hizo algo delicioso para cenar –dijo mientras destapaba la charola con galletas.

Después de eso nos sentamos los tres a cenar frente al televisor cosa que mi madre nunca hubiera autorizado así que nos aprovechamos por su ausencia,

1 hora más tarde llego mi madre y nos conto el estado delicado de la señora McCartney al parecer tenía cáncer en un ceno eso sonaba horrible pobre de el hijo de ella que tenía casi la misma edad que yo, eso me hizo ponerme en su lugar por unos segundos.

Después de charlar con nuestra madre nos fuimos todos a dormir y mientras trataba de dormir se me vino a la mente el momento que conocí a George eso me enojo mucho pues yo no tenía por que acordarme del responsable de arruinar mi abrigo preferido.


gracias a todos por comentar =)


domingo, 16 de enero de 2011

capitulo #6


Después de un rato de platicar con mis amigas sobre George y las posibilidades de Lurdes de estar con él me dirigí a mi casa, aun faltaba media hora para la hora que habíamos quedado mi madre y yo, así que me fui caminando muy despacio viendo el piso y recordando todo lo que habíamos charlado, cuando de pronto sentí un fuerte empujón que me hizo caer en un charco de lodo

¡Perdón! no me fije disculpa –escuche que me decía la persona que me empujo y yo me encontraba demasiado molesta como para contestarle con un simple no te preocupes,

-¿que te ocurre? ¿Por qué no te fijas bien por donde caminas, que no tienes ojos o que?

–lo siento de verdad es que iba muy distraído –me respondió mientras me ayudaba a levantarme y estaba a punto de ayudarme con mi bolso cuando yo lo detuve con un grito

-¡no te atrevas a tocar mi bolso!,

-ok, está bien, discúlpame –contesto con vos demasiado apenada, eso me hizo entrar un poco en razón así que intente ser un poco amable con él y por fin me voltee para ver su rostro,

-¿Aun sigues enojada con migo? –me pregunto con una mirada tan tierna, el era muy guapo recordé al instante de que se trataba de el tan mencionado por Montse, George, George Harrison. No me esperaba esa sorpresa así que me quede sin habla y completamente rígida

-Hola ¿sigues ahí? –me dijo moviendo la mano en forma de saludo eso me hizo reaccionar

-Perdón, este ya me tengo que ir –me limite a contestarle.

–oye pero en serio no quise arruinar tu hermoso abrigo mira como quedo. Al decirme eso me hizo volver a mi enojo no quería ni mirar mi abrigo preferido, pero lo tenía que hacer así que de reojo lo hice y vi como mi abrigo que minutos antes era en color beige se había convertido en color gris por el lodo, así que volví a mi enojo,

-¡no puede ser! ¡Mira nada mas como me dejaste! Mama va a matarme cuando me vea así –dije con desesperación y a punto de llorar, pues aparte de que era mi preferido lo veía como algo especial porque me lo había obsequiado mi abuela en la última navidad que estuvo con vida

-Rayos, perdón no sé cómo disculparme –dijo George sumamente apenado, pero como estaba yo aun muy enojada seguí de grosera con el

-Pues me harías un bien yéndote de mi vista –lo empuje con una mano apartándolo de mi camino y seguí hacia mi casa aun muy enojada y preocupada por lo que me diría mi mama, estuve a punto de voltear a ver a George pero me detuve así que continúe hasta que llegue a casa, respire hondo antes de abrir la puerta y cuando la abrí lo primero que vi fue a mi madre, para mi suerte que estaba a punto de salir,

-Oh ¡Frida hija pero ¿que te paso?! –me recibió con esa gran expresión acompañada de unos ojos sobresaltados y una boca abierta

-Nada mama, es solo que me tope con un idiota que se le ocurrió tropezar con migo y tumbarme a un charco de lodo,

-hay hija pero ve como quedaste, -después de un momento de reflexión, siguió diciéndome –déjame ver que puedo hacer con el dámelo –de inmediato me lo quite y se lo di

– ¿a dónde ibas mama? –Voy con la señora McCartney ha estado muy delicada de salud estos últimos días –me dijo mientras ponía mi abrigo en la mesa que estaba al empezar las escaleras -¿no gustas acompañarme querida?

No mama ya sabes que a mí no me gusta mucho convivir con tus amistades –dije mientras me sentaba en la sala para ver la televisión

–pero a la señora McCartney no la conoces y me gustaría que la conocieras, ¿sabes? Tiene un hijo que es como de tu edad

–hijo ya lo dijiste, hombre y tu sabes que yo no tolero mucho a los hombres –dije mientras tomaba una revista que estaba en la mesa de centro

–hay hija que cosas dices, algún día tendrás que convivir con uno.

-¿Qué dices mama? Claro que no

–claro que si hija o ¿no piensas casarte? –me pregunto poniéndose en frente de mi con las manos en la cintura

–hay mama pues claro que sí pero ya que pase más tiempo y será todo un hombre no un adolescente insoportable como todos los que conozco –le dije levantándome y dirigiéndome a la cocina

–hay hija ya me habías puesto a temblar, bueno en seguida regreso no vive tan lejos si necesitas algo vas ella vive en 20 Forthlin Road ¿está bien? –Me pregunto mi madre mientras escribía la dirección en una libreta que quedaba junto a la puerta

–está bien mama vete tranquila. Al salir mi mama me quede con la duda de quien era esa señora McCartney y de donde la conocía mi mama.


gracias por sus comentarios =D

cuídense

viernes, 14 de enero de 2011

capitulo #5


Ese pete Shotton –me limite a decir, siempre había querido tener algo con migo pero a mí no me terminaba de agradar aparte de que estaba en el mismo grupo que Eric había algo en el que odiaba y no tenía idea porque.

Bueno, me retiro nenas –después de eso se dio vuelta y comenzó a caminar de la manera más estúpida queriendo según el impresionarnos

Ya dile que si Frida no esta tan mal pete –me dijo Ana haciendo que dejara de mirar la forma de caminar de Eric

¿Qué dices Ana? ¡Estás loca!

-¿Qué tiene Frida? –Joan pregunto como queriendo convencerme

Pues nada es solo que no me agrada –dije frunciendo el seño hay por dios Frida serás popular al andar con uno de los Quarrymen –me respondió Montse con una cara de alegría

¿Y eso que? Aparte ¿Quién conoce a esos mocosos? –dije apuntando a la dirección que se fue Eric

Pues yo solo conozco a 2 de ellos –Joan respondió levantando los hombros

Pues si también yo y creo que todas solo conocemos a pete y a Eric –volteé a verlas esperando que me dieran la razón

Algún día serán famosos Frida estoy segura –me dijo Ana con una sonrisa en la cara

Oye Joan –dijo Montse – y ¿Cuántos son en el grupo?

Creo que 5 iban a sacar a un integrante pero no estoy segura

¿Y si le preguntas a tu hermano? Quizás el sepa –contesto

¿Por qué tanto interés en ese grupo Montse? Le respondió Joan

Es que, no nada –contesto cortante y volteando para otro lado como si tratara de olvidar lo que diría

A no ahora nos dices –No, Frida ya olvídalo

No Montse dinos –le sonreí

Es que, bueno van a decir que es una obsesión la mía pero creo que a George lo he visto con pete no estoy muy segura me pareció verlos juntos el otro día afuera de la casa de George –dijo sin dejar de mover sus manos y volteando a verlas

¡Hay no Montse! Es una obsesión la tuya con George –dijo Ana levantándose de la banca

Basta Ana no seas así –dije –hay Frida ¿me vas a decir que no? Callate Ana tu también te pones así cuando hablan de Stuart –le dije eso porque sabría que se callaría

Hey no te metas con mi Stuart –grito Joan asentando el mí de una manera muy posesiva

Hay ya no empiecen mejor me hubiera quedado callada ¿ya ven lo que ocasionan tratando de sacarme el chisme?

Tienes razón Montse pero si te gusta mucho como dices deberías tratarlo es en serio –le dije sonriéndole como tratando de animarla

Mira Montse si mi hermano Richard lo conoce te prometo que le digo que te lo presente ¿de acuerdo?

¡Hay no Joan que pena! –grito Montse poniéndose las manos en la cara

Después de un rato de platicar con mis amigas sobre George y las posibilidades de Montse de estar con él me dirigí a mi casa, aun faltaba media hora para la hora que habíamos quedado mi madre y yo, así que me fui caminando muy despacio viendo el piso y recordando todo lo que habíamos charlado, cuando de pronto sentí un fuerte empujón que me hizo caer en un charco de lodo



gracias por comentar =D